Saltar al contenido
Portada » Noticias » Un futuro laboral más seguro e igualitario: la perspectiva de género en seguridad y salud laboral

Un futuro laboral más seguro e igualitario: la perspectiva de género en seguridad y salud laboral

La necesidad de aplicar e integrar la perspectiva de género a la seguridad y salud en el trabajo obedece a la evidencia cada vez más creciente y extensa de que los riesgos laborales y los daños a la salud de las personas trabajadoras causados por ellos, afectan de una manera desigual a mujeres y hombres. Esta afectación desigual tiene su origen en las diferencias biológicas (fisiológicas, hormonal…) pero también en las desigualdades provocadas por entre otras cuestiones la caracterización del mercado de trabajo (segregación horizontal y vertical, precariedad laboral) desigual distribución de las cargas de cuidados, etc.

La realidad es que hombres y mujeres se sitúan en condiciones y posiciones tanto económicas como sociales diferentes en el mercado de trabajo, lo que determina una exposición diferente a los riesgos laborales y por tanto a un impacto en la salud diferente.

El Marco Estratégico Europeo en esta materia junto con la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2023-2027 abren un camino de no retorno hacia la integración efectiva de esta perspectiva en las organizaciones.

El marco europeo refiere que la necesidad de alentar la adopción de medidas encaminadas a evitar el sesgo de género a la hora de evaluar los riesgos y establecer prioridades de actuación garantizando para ello:

  • La representación de hombres y mujeres en las consultas de los trabajadores
  • La adaptación de la formación a la situación personal de cada empleado
  • El reconocimiento de los riesgos en profesiones que tradicionalmente se han pasado por alto o se han considerado «trabajos ligeros

En la misma línea refiere que la violencia, el acoso o la discriminación en el lugar de trabajo por razón de sexo, edad, discapacidad, religión o convicciones, raza u origen étnico u orientación sexual pueden afectar a la salud y la seguridad de los trabajadores y, por este motivo, acarrear consecuencias negativas para las personas afectadas, sus familias, sus compañeros de trabajo, sus organizaciones y la sociedad en general. Por ello se contemplan medidas específicas en esta materia como la ratificación por los estados miembro del Convenio 190 de la OIT sobre la violencia y el acoso.

En línea con el marco estratégico europeo la Estrategia Española de SST 2023-2027 dedica el objetivo 5 precisamente a introducir la perspectiva de género en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo a través del desarrollo de 5 líneas de actuación:

  • Revisión del marco normativo para integrar la perspectiva de género
  • Diferenciación de género en los procesos de toma de datos y análisis de la información de las condiciones de trabajo y salud y en los estudios en esta materia
  • Incorporación de manera transversal de la perspectiva de género en la gestión de la prevención de riesgos laborales
  • Actuaciones de sensibilización sobre la necesidad de integrar la perspectiva de género de manera transversal en las políticas preventivas
  • Vigilancia y control

La integración de la perspectiva de género en la seguridad y salud laboral pasa necesariamente por investigar las áreas de relevancia para las mujeres trabajadoras, que hasta ahora han sido abordadas de forma insuficiente, no subestimando los riesgos laborales a los que están expuestas, favorecer y ampliar la participación en las decisiones sobre salud laboral y garantizar que las medidas preventivas adoptadas sean adecuadas y eficaces.

La integración de la perspectiva de género significa tener en consideración de una forma sistemática las diferentes situaciones, condiciones, aspiraciones y necesidades de mujeres y hombres, incorporando objetivos y actuaciones específicas dirigidas a eliminar las desigualdades y promover la igualdad en todas las políticas y acciones, a todos los niveles y en todas sus fases de planificación, ejecución y evaluación.

Integrar la perspectiva de género significa:

  • Visibilizar los riesgos específicos que las mujeres enfrentan en el trabajo; físicos, exposición a sustancias, riesgos ergonómicos o la violencia en el trabajo o riesgos psicosociales como el acoso sexual o la discriminación.
  • Adoptar medidas para prevenir y minimizar estos riesgos; mediante la implantación de políticas y procedimientos específicos, mediante la formación a personas trabajadoras…
  • Promover una cultura de trabajo inclusiva y respetuosa: creando un entorno de trabajo donde las personas se sientan valoradas y seguras con independencia de su género.
¿Qué significa integrar la perspectiva de género?

Integrar la perspectiva de género requiere de gestionar la seguridad y salud laboral adoptando un proceso de consideración sistemática en la práctica preventiva entre las que destacan:

  • Proceso de evaluación de riesgos: realizando evaluaciones de riesgos que consideren las diferencias de género.
  • Proceso de diseño de medidas preventivas: Implantación de medidas preventivas que consideren las diferencias biológicas, sociales y culturales entre géneros.
  • Proceso de diseño de puestos de trabajo y equipos: diseñando equipos y puestos que se adapten a las necesidades de hombres y mujeres.
  • Formación y sensibilización con enfoque de género: Formar a las personas trabajadoras en materia de igualdad y seguridad y salud laboral, incluyendo temas como igualdad, la violencia y acoso en el trabajo, etc.
  • Proceso de vigilancia de la salud: brindar acceso a los servicios de vigilancia de la salud que sean sensibles a las necesidades y problemáticas específicas de las mujeres.
  • Proceso de consulta y participación:  promover y favorecer la participación de las mujeres en las decisiones relativas a la seguridad y salud laboral, presencia en los comités de seguridad y salud laboral, etc.
  • Promoviendo una cultura organizacional inclusiva y libre de discriminación en el que se valore la diversidad y se promueva la igualdad de oportunidades.
¿Cómo integrar la perspectiva de género en seguridad y salud laboral? 
Algunas acciones

En el camino de la integración de la perspectiva de género en seguridad y salud laboral, las organizaciones, personas trabajadoras y profesionales en este ámbito enfrentamos desafíos significativos como por ejemplo la falta de datos desagregados por género, la persistencia de estereotipos de género (resistencia a cambio cultura que desafían los roles de género preconcebidos), la dificultad para conciliar vida familiar y laboral (sigue siendo el mayor obstáculo para las mujeres, especialmente si tienen hijos), la falta de formación en esta materia por parte incluso de los profesionales de la seguridad y salud laboral o la falta de recursos en las organizaciones tanto técnicos como personales.

A pesar de estos desafíos el camino hacia un futuro laboral más seguro e igualitario está definido. La integración de la perspectiva de género en seguridad y salud laboral no sólo es una obligación legal, es una obligación ética y moral y de justicia social que constituye una oportunidad para construir empresas más fuertes, resilientes y justas.

A continuación, os recomendamos una serie de publicaciones y webgrafía que pueden ayudar tanto a las organizaciones como a los profesionales de la seguridad y salud laboral a integrar la perspectiva de género en seguridad y salud laboral:

Pautas para la integración de la perspectiva de género en la prevención de riesgos laborales. Actualización con herramientas para su implantación (2019). Osalan (Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales)

Principales factores de género que inciden en las actitudes y comportamientos ante los riesgos laborales y en los daños derivados de los mismos (2021) Osalan (Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales)

Herramienta de apoyo nº 10: “Salud y riesgos laborales con perspectiva de género”. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Perspectiva de género y prevención de riesgos laborales. (2023) Invassat (Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo).

Riesgos psicosociales, violencia y género. Mesa redonda en el XII Congreso Nacional de Ergonomía y Psicosociología. Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales

Manual diagnóstico: “Integración de la perspectiva de género en los criterios de adecuación ergonómica de entornos laborales. IBV. Instituto de Biomecánica de Valencia

Integración de la perspectiva de género en la gestión de la salud laboral. guía práctica para profesionales de la prevención de riesgos laborales. Foment del Treball

https://labogenero.ibv.org/ Diseño de producto laboral con criterio de género. IBV – Instituto de Biomecánica de Valencia

https://genero.ibv.org/ Proyecto de integración de la perspectiva de Género en los criterios de adecuación ergonómica de entornos laborales. IBV – Instituto de Biomecánica de Valencia

Artículo escrito por Dolores Rico, Responsable de Cultura Preventiva y Comunicación Fundación e-coordina